Selecciona tu pais

El arma infalible subestimada: Lavarse las manos.El arma infalible subestimada: Lavarse las manos.

El arma infalible subestimada: Lavarse las manos.

Niños/as y familias saludables con un gesto que cuesta poco


La protección contra el virus y las medidas de higiene contra la propagación de la enfermedad son un tema especialmente en auge desde la aparición de la COVID-19. Las mascarillas, la ropa de protección y los desinfectantes son productos que escasean en todo el mundo. Por suerte, disponemos de un arma muy sencilla pero sumamente eficaz en la lucha contra el coronavirus y compañía: ¡Lavarse las manos! Así lo demuestran diversos estudios relacionados con la salud infantil.

Luchar con agua y jabón contra las infecciones
En muchos países del tercer mundo es precisamente la falta de higiene la que provoca los procesos de diarrea, neumonía e infecciones de la piel. Es por ello que en estos países, la tasa de mortalidad anual (sin coronavirus) es de 3,5 millones de niños/as. Los efectos de lavarse las manos con agua y jabón sobre la salud de los/as niños/as han quedado demostrados a través de un estudio que muestra unos resultados impresionantes. En tiempos de coronavirus, estos números resultan también muy interesantes para los países industrializados.

Un 50 % menos de neumonías*
Gracias a enseñar a los/as niños/as a lavarse bien las manos con agua y jabón, se ha conseguido reducir las neumonías en los/as niños/as menores de 5 años en un 50 %* y las diarreas en un 53 %* en niños/as menores de 15 años. Además, con los baños también las infecciones de la piel se han reducido en más del 30 %*. Lo especial de la situación es que incluso en los países pobres utilizando agua sucia ha sido posible mejorar la salud de los/as niños/as claramente gracias al uso del jabón. De hecho, se ha conseguido reducir también las enfermedades en el caso que los países donde solo los adultos se han lavado bien las manos. No obstante, el resultado ha mejorado mucho cuando se ha implicado también a los niños en este procedimiento de higiene.

El/la niño/a estará menos enfermo/a cuando esté en la guardería o el jardín de infancia
También en los países industrializados se han registrado diversos éxitos. Estudios llevados a cabo en guarderías en Canadá, América y Australia** demuestran que las enfermedades respiratorias e infecciones por gripe se han reducido hasta en un 32 %** gracias al lavado de manos adecuado.

Si además de ello, se utilizan desinfectantes alcohólicos en las instituciones públicas, este resultado puede mejorarse aún más***:

  • Menos enfermedades respiratorias en familias que tienen a los/as niños/as en el jardín de infancia o en la guardería
  • Menos diarrea y resfriados en guarderías y jardines de infancia
  • Menos faltas de asistencia de escolares
  • Menos mortalidad en hospitales

Realmente, las indicaciones que debemos seguir son muy sencillas. En muchos casos hubiera sido suficiente con lavarse las manos después de ir al baño, de cambiar los pañales, antes de cocinar, antes de comer y antes de dar de comer a los/as niños/as. Un estudio llevado a cabo por la Marina estadounidense afirma lo siguiente: Lavándose profundamente las manos 5 veces al día con jabón se han reducido los tratamientos relacionados con las enfermedades respiratorias en un 45 %****.

Por lo tanto, el mensaje positivo que debemos dar es el siguiente: que no cunda el pánico si se agotan las existencias de desinfectante y guantes desechables. Igualmente importante es no tocarse la cara, por ejemplo, mientras estemos haciendo la compra y lavarse las manos durante al menos 20 segundos con agua y jabón nada más llegar a casa.

Como los/as niños/as (y adultos) no saben calcular muy bien cuánto son 20 segundos, les damos el siguiente consejo: ¡Cantar dos veces el «Cumpleaños Feliz»! La decisión de si lo cantaremos en voz alta o baja, la dejaremos en manos de cada familia en función de la felicidad del momento.

 

Fuentes:
*https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736%2805%2966912-7/fulltext
Effect of handwashing on child health: a randomised controlled trial, Stephen P Luby, Mubina Agboatwalla, Daniel R Feikin, John Painter, Ward Billhimer MS, Arshad Altaf, Robert M Hoekstra

**Carabin H, Gyorkos TW, Soto JC, Joseph L, Payment P, Collet JP.
Effectiveness of a training program in reducing infections in toddlers attending day care centers. Epidemiology 1999; 10: 219–27.

Roberts L, Smith W, Jorm L, Patel M, Douglas RM, McGilchrist C.
Effect of infection control measures on the frequency of upper respiratory infection in child care: a randomized, controlled trial. Pediatrics 2000; 105: 738–42.

Niffenegger JP. Proper handwashing promotes wellness in child care. J Pediatr Health Care 1997; 11: 26–31.

***Lee GM, Salomon JA, Friedman JF, et al. Illness transmission in the home: a possible role for alcohol-based hand gels. Pediatrics 2005; 115: 852–860.

****Ryan MA, Christian RS, Wohlrabe J. Handwashing and respiratory illness among young adults in military training. Am J Prev Med 2001; 21: 79–83.

https://www.unicef.de/informieren/aktuelles/blog/coronavirus-richtig-haendewaschen-einfacher-schutz/212860

X