Selecciona tu pais

X

Biberones & Vasos

Biberones & Vasos

Bisfenol A (BPA) se utiliza para la fabricación del plástico policarbonato. De este plástico se fabrican entre otros embalajes para alimentos, cubiertos de plástico y biberones.

Aún no se han concluido las investigaciones, pero algunos especialistas consideran que vestigios de BPA se van disolviendo del plástico penetrando al cuerpo. Esto podría ocasionar daños físicos.

Se sigue trabajando en pos de aclarar científicamente esta teoría. Los padres sin embargo, no se sienten seguros y algunos estados han declarado ya la prohibición de BPA.

De la combinación de conocimientos en medicina y un diseño innovador resultan productos MAM únicos. MAM como marca líder en el mercado mundial, colabora estrechamente junto a médicos y científicos. Por eso todos los productos MAM responden a los resultados de investigación más actuales, cumpliendo con las más estrictas exigencias.

Hace ya varios años que los productos MAM destinados a la alimentación de bebés y niños pequeños, se fabrican libres de BPA. Se utiliza el plástico polipropileno (PP) para cuya fabricación no se requiere de BPA. Este material ha sido evaluado intensamente. Todos los estudios demuestran que este material es inofensivo y seguro.

A fin de permitir una perfecta salida a la vida, los productos MAM se fabrican con polipropileno - bueno para el bebé, una tranquilidad para los padres.

Los biberones MAM se desenroscan para facilitar su limpieza. De esta manera, todas las partes se enjuagan fácilmente con agua y detergente suave. Las piezas se lavan perfectamente al utilizar el esterilizador. La esterilización antes de cada uso es de suma importancia sobre todo para los recién nacidos.

Un bebé a los seis meses tiene las defensas suficientemente desarrolladas. A partir de esta edad es suficiente esterilizar el biberón y la tetina esporádicamente. Se recomienda volver a esterilizar diariamente en caso de que el bebé esté enfermo.

Se ha probado que la función de autoesterilización del Easy Start™ Anti-Colic es eficaz para acabar con los gérmenes y bacterias más comunes en el hogar. Este método resulta suficiente y es seguro. Para conseguir los mejores resultados, sigue detenidamente las instrucciones y utiliza el producto exclusivamente según lo indicado.

Paso 1: Montar las piezas limpias del biberón de la siguiente manera: base con válvula de silicona, tetina con anilla roscante, cuerpo del biberón y tapa protectora.

Paso 2: Llenar la base con válvula de silicona con 20 ml de agua fría. La tapa protectora sirve como práctico vaso de medición.

Paso 3: Colocar la anilla roscante con la tetina en la base del biberón. Colocar el cuerpo del biberón sobre la base (opcionalmente enroscarlo ligeramente para evitar que el agua caliente caiga al sacar el biberón del microondas). Colocar la tapa protectora en la parte superior.

Antes de colocar el biberón al baño María o en el calentador de biberones, quitar la tapa. El contenido del biberón no debe hervir. Por lo tanto, tampoco llenar con líquidos hirviendo.

Secar el biberón con un paño antes de comenzar a dar de comer.

Sí. Quitar la tapa, la anilla y la tetina y calentar el biberón MAM en el microondas. Una vez que se haya calentado, agitar para distribuir perfectamente el calor. Antes de que el bebé comience a comer, debe controlarse la temperatura.

Por razones de higiene, se recomienda reemplazar la tetina en lapsos de tiempo regulares. Comprobar la tetina antes de su uso, sobre todo, cuando el bebé tenga dientes, y sustituirla por una nueva ante el menor indicio de daño o defecto.

Sí, la innovadora tapa de protección no permite el goteo. Esto supone que ya no es necesario el uso del disco de sellado: simplemente colocar la tapa de protección para transportar el biberón de forma segura.

Sí, todas las piezas de los biberones MAM son a prueba de roturas, excepto en el caso del biberón de vidrio que se puede romper.

A los bebés de cuatro meses les encanta beber del vaso. Los vasos de la gama MAM Cup sirven de gran ayuda en este proceso. La transición del pecho o del biberón a beber de forma independiente se logra así de forma perfecta.

No. Los productos MAM no contienen plastificantes.

MAM utiliza exclusivamente materiales que cumplen con las más altas exigencias y estándares de seguridad. De esta manera, los productos MAM ayudan al bebé durante los primeros meses de vida.

Tetinas de biberón

MAM ha desarrollado tetinas para biberón en cinco tamaños diferentes. Así, el orificio de succión se adapta perfectamente al alimento: la velocidad correcta del flujo del alimento se encarga de que los bebés succionen fuertemente, brindando así un apoyo esencial para un desarrollo sano.

Cuatro tamaños para una succión perfecta:

Tamaño 1, recién nacido: para un alimento sumamente líquido
Tamaño 2, desde los 2 meses: perfecto para los bebés experimentados
Tamaño 3, desde los 4 meses: el bebé succiona con más fuerza y consigue beber más rápidamente
Tamaño x, desde los 6 meses: la tetina ideal para la papilla
Tetina antiderrames, desde los 4 meses: ideal para cuando los bebés empiezan a beber por sí solos

La tetina del biberón se lava muy fácilmente con agua y un detergente suave o bien se coloca en la gaveta superior del lavavajillas.

Esterilizar la tetina antes de su primer uso y posteriormente de forma regular.

Por razones higiénicas se recomienda reemplazar la tetina en lapsos de tiempos regulares. Controlar la tetina antes de su uso - sobre todo cuando el bebé ya tiene dientes - renovar ante el menor indicio de daño o zonas defectuosas.

El 94%* de los bebés se adapta fácilmente a la tetina MAM que, gracias a su superficie de silicona SkinSoft™ y a su exclusiva forma plana, ofrece una sensación muy familiar. Además, facilita la transición del pecho al biberón.

(*Estudio de mercado de 2009-2014, realizado a 1.349 bebés)

MAM Vasos

Sí. Gracias a la válvula patentada, los vasos de aprendizaje MAM no gotean. A los bebés les resulta fácil beber de ellos.

Sin embargo, pueden permanecer algunas gotitas en la boquilla después de beber. Si el bebé sacude fuertemente el vaso, el líquido restante que queda en el mismo podrá escapar, pero no más.

Tener cuidado con las bebidas gasificadas: entorpecen el mecanismo antigoteo del vaso. ¡No llenar los vasos con líquidos calientes (más de 40 °C)!

Todos los componentes del elegante vaso Learn to Drink pueden lavarse muy fácilmente: utilizar agua, un detergente suave y una esponja blanda o bien colocar en la gaveta superior del lavavajillas. La válvula patentada se fija aquí colocándola a través del orificio pequeño en una de las rejillas. 

Algunas piezas individuales de los vasos de aprendizaje MAM pueden decolorarse con determinados alimentos.

Sí, todos los vasos de aprendizaje MAM se fabrican con materiales resistentes a la rotura.

X