Selecciona tu pais

X
Schnuller

Higiene bucal & Mordedores

Higiene bucal

Una higiene bucal correcta se inicia a partir del nacimiento. Los diseñadores de MAM han desarrollado para esta etapa el innovador Oral Care Rabbit.

Este paño suave limpia la boca del bebé acostumbrándolo a una rutina diaria de limpieza.

Dientes sanos con la elegante serie MAM de higiene bucal: garantiza un cuidado perfecto adaptado al desarrollo del bebé.

Para los primeros dientes el Training Brush es perfecto. Sus cerdas cortas redondeadas y el cabezal redondo y pequeño son ideales para la boca del bebé.

Los diseñadores de MAM han desarrollado el First Brush para los primeros intentos del bebé de cepillarse solo. Training Brush y First Brush: ¡El elegante dúo para unos dientes sanos del bebé!

Cuando el bebé cumple los seis meses de edad aparecen sus primeros dientes. Este es el momento ideal para acudir al dentista. Las posteriores visitas serán acordadas con él para un control regular.

Lo ideal sería proteger los dientes de los bebés una vez al día, dos veces al día en el caso de los niños pequeños, con una pasta de dientes que contenga flúor y de sabor neutro (500 ppm de flúor).

Con los cepillos de dientes MAM es muy fácil saber cuánto dentífrico se debe utilizar: ponga la pasta únicamente sobre las cerdas rosadas y esa será la cantidad ideal.

No. Los productos MAM no contienen plastificantes.

MAM utiliza exclusivamente materiales que cumplen con las más altas exigencias y estándares de seguridad. De esta manera, los productos MAM ayudan al bebé durante los primeros meses de vida.

Mordedores

Lavar los mordedores MAM regularmente con agua caliente y un detergente suave o simplemente colocarlos en la gaveta superior del lavavajillas (temperatura máx.: 65 °C).

¡No hervir los mordedores ni colocarlos dentro del microondas!

Durante la dentición los mordedores calman y relajan al bebé. La parte del mordedor MAM que contiene agua puede ser refrigerada, en caso de que sea necesario. ¡De esta manera, el bebé se olvidará pronto de los dolores de dentición!

Sí. El agua de relleno es inocua y se controla regularmente.

Los mordedores MAM han sido diseñados especialmente para los bebés durante la etapa de la dentición y son resistentes a las mordeduras fuertes.

Para seguridad del bebé, controlar los mordedores antes de cada utilización comprobando daños o posibles desgastes y sustituirlos, en caso necesario.

Cambiar el orden de los párrafos.

¡Los niños mayores de tres años pueden morder la parte llena de agua con los dientes!

Sí. Los mordedores MAM pueden colocarse en la gaveta superior del lavavajillas (temperatura máx.: 65 °C).

No. Los productos MAM no contienen plastificantes.

MAM utiliza exclusivamente materiales que cumplen con las más altas exigencias y estándares de seguridad. De esta manera, los productos MAM ayudan al bebé durante los primeros meses de vida.

Colocar los mordedores MAM en el refrigerador una hora antes de su uso. ¡Es muy sencillo! ¡No colocar los mordedores en el congelador!

No. Únicamente se enfría la parte del elegante mordedor MAM que contiene agua. De esta manera, refresca la encía dolorida manteniendo calentitas las manos del bebé.

Los mordedores MAM son fabricados con materiales de alta calidad y larga vida útil. Por la seguridad del bebé, comprobar los productos antes de cada uso a fin de detectar posibles desgastes y sustituirlos, en caso necesario.

Los mordedores MAM ayudan a los bebés durante todo el proceso de dentición. Para el 30° mes de vida, al bebé ya le han salido las cuatro muelas inferiores.

La información referente a la edad que aparece en los embalajes de MAM es orientativa. Cada niño y cada niña son únicos, y tienen su propio ritmo de desarrollo. Los elegantes productos de MAM lo acompañan durante este proceso.

Cada objeto de la serie de mordedores MAM le acompaña en una nueva fase del desarrollo, bien sea ayudando a agarrar, sujetar, masticar o jugar. A pesar de que en los embalajes se proporciona información a los padres y madres referente a la edad, los niños y niñas son personas que deciden por sí mismos cuándo están preparados para algo nuevo. En caso de duda, no hay nada mejor que probarlos. ¡Todos los productos MAM son seguros para el bebé!

X