Una pareja joven embarazada en el sofá con las manos en el vientre de la mujer.

Semanas del embarazo

La semana 14 de embarazo

Pequeño vientre de embarazada a la vista


Al principio del segundo trimestre ya se puede ver el pequeño vientre de embarazada. Descubre aquí la razón por la que tu bebé se mueve tanto, si la forma de tu vientre es un indicio del sexo y lo que sucede en la semana 14 de embarazo.

¿Qué pasa en el vientre en la semana 14 de embarazo?

El feto mide aproximadamente 7,5 cm y pesa unos 24-45 gramos.

El bebé sigue moviéndose con energía porque todavía hay mucho espacio en el saco amniótico. Los movimientos son importantes para estimular el cerebro y los músculos, así como para establecer nuevos estímulos. Esto crea conexiones entre el cerebro, los nervios y los músculos. El feto nada en la semana 14 de embarazo en aproximadamente 100 ml de líquido amniótico.

Tu bebé es ahora casi tan grande como un huevo de gallina.

Tu bebé es ahora casi tan grande como un huevo de gallina.

Todos los órganos y las extremidades están desarrollados. Además del “entrenamiento” de varias habilidades, el feto ahora tiene una tarea principal: crecer, crecer y crecer. Ahora es el turno del cuerpo: el crecimiento de la cabeza se ralentiza, de modo que las proporciones se vuelven cada vez más “normales”. Las piernas y el cuello también se alargan un poco. Los movimientos son más fáciles y tu pequeño incluso puede mover los dedos de los pies.

El crecimiento acelerado de tu bebé ocasionará que la placenta se expanda y que la cantidad de sangre y líquido amniótico aumente lentamente.

¿Cómo estás en la semana 14 de embarazo?

Es probable que todavía no puedas sentir ninguno de los muchos movimientos de tu bebé, sigue siendo demasiado pequeño para eso: las sensaciones en la parte baja del abdomen están casi siempre relacionadas con los procesos corporales propios como, por ejemplo, los intestinos. Muchas madres pueden llegar a sentir un ligero estremecimiento al inicio del embarazo, pero muchas embarazadas no perciben al bebé hasta alrededor de la semana 20 de embarazo.

El útero en crecimiento ahora también aparece como un pequeño vientre de embarazada. Es un mito el hecho de que se puede deducir el sexo del bebé a partir de la forma del vientre. La forma depende de la complexión de la mujer y de si ha estado embarazada antes. ¿No puedes ver nada todavía? Eso es completamente normal, hasta la semana 16 de embarazo el útero tiene suficiente espacio arriba. Puede ser que tu cintura desaparezca un poco y que el vientre de embarazada no se asome (todavía).

El aumento de peso sigue dependiendo de cada persona. En el caso de las mujeres con sobrepeso, se considera “normal” un aumento de alrededor de 1,3 kg/mes, en el caso de las mujeres con peso inferior al normal puede llegar a ser de hasta 2,5 kg/mes, mientras que todas las demás fluctúan en algún punto intermedio. Para prevenir las estrías, un aumento de peso lento es en todo caso más ventajoso que un aumento de peso rápido. Si no estás segura, consulta el tema con tu médico, porque es quien mejor conoce tu historial médico y la evolución de tu embarazo.

Si repentinamente aumentas demasiado de peso y, sobre todo, notas una mayor retención de líquidos, es mejor que consultes a tu médico para determinar la causa. Podría tratarse de problemas de riñón, por ejemplo.

El aumento de la producción de estrógenos puede volverte más inquieta y dificultar el sueño. Además se avecina un gran cambio: los nervios también pueden entrar en acción. Quizás tu pareja no sienta todavía estos grandes cambios físicos y emocionales. Conversar puede ayudaros a enfrentar la situación juntos y a fortalecerse como pareja.

Un efecto secundario positivo al final: gracias a las hormonas, muchas mujeres embarazadas tienen ahora un cabello especialmente grueso y brillante.


Foto: Shutterstock

Productos MAM recomendados para ustedv

MAM Start Deep Sea - Chupete

Extrapequeño para recién nacidos

Feel Good 90ml - Biberón de cristal

Biberón de cristal de calidad superior

Nipple Shields, size 2

For short-term support during breast feeding