Una mujer abraza a un hombre por detrás y le da un beso en la cabeza.

Semanas de Embarazo

La sexta semana de embarazo

El primer latido del corazón


En la sexta semana de embarazo se alcanza un pequeño hito: el corazón comienza a latir. A continuación te revelamos los otros procesos que tienen lugar en tu vientre sin que te des cuenta.

¿Qué ocurre en este momento dentro del vientre?

El primer latido del corazón al principio todavía es muy tímido, pero después muy rápido: el corazón de un bebé late más o menos el doble de rápido que el de un adulto. El pequeño se ha convertido en un pequeño bebé. Tiene apertura bucal, estómago y riñones que ya están funcionando.

Tu bebé ahora tiene aproximadamente el tamaño de un guisante.

Tu bebé ahora tiene aproximadamente el tamaño de un guisante.

Además, se están desarrollando los pulmones, el hígado, el intestino y las tiroides. El extremo del pequeño gusano presenta una prolongación tipo rabo que desaparece con el tiempo. Los brazos y las piernas son pequeñas palas insignificantes. Los ojos, las orejas y la barbilla comienzan a desarrollarse en forma de arrugas pequeñas. Más o menos a la mitad de la sexta semana termina la formación del tubo neural, que es la conexión entre el cerebro y la médula.

El embrión tiene un tamaño de aproximadamente 5 mm y crece un milímetro cada día.

¿Cómo te encuentras en la sexta semana de embarazo?

Aunque seguramente te mueras de ganas de ver tu a bebé en una ecografía, a lo mejor tu médico no quiere verte antes de la 8.ª o 9.ª semana de embarazo para realizar un control. Esto también tiene un lado positivo, ya que a lo mejor te ahorras algunas preocupaciones si, p. ej., todavía no se puede detectar el latido del corazón.

Si ahora ya tienes un examen, normalmente se realiza una anamnesis detallada para comentar, p. ej., las patologías previas y controlar el peso. El médico te explicarán además los aspectos que debes tener en cuenta en relación con la comida y el deporte. 

Unos pocos días en esta fase de desarrollo pueden suponer una diferencia enorme. Como casi nadie sabe cuándo se ha producido exactamente la fecundación, realmente tampoco es posible afirmar con exactitud el progreso que ha tenido el embarazo por lo que de momento no tienes que preocuparte si todavía no se ve gran cosa en el examen o si el corazón todavía no está latiendo.

Si tu intención es ayudar al embarazo, puedes colaborar un poco: aliméntate de la forma más sana posible y recurre a asesoramiento sobre un suplemento nutricional con ácido fólico y otras sustancias. Un sueño y una tranquilidad suficientes también te ayudarán y proporcionarán a tu cuerpo la energía necesaria para esta gran tarea.

Algunas mujeres todavía no notan ningún cambio mientas otras experimentan una ola de fuertes emociones, como en el caso de un fuerte síndrome premenstrual (PMS), que puede abarcar todo, desde la mayor tristeza hasta una alegría máxima. Esto se debe a la concentración de hormonas que normalmente se van equilibrando antes de la 12.ª semana.

Hasta entonces, muchas de las embarazadas también tienen que afrontar mareos y problemas circulatorios.

Varias de las molestias del embarazo se pueden aliviar también con medios y métodos naturales, como acupuntura. En ningún caso debes tomar nada por tu cuenta, sino recurrir siempre primero al asesoramiento médico.

Si estás considerando la posibilidad de tener un parto con tu propia matrona, podría ser aconsejable concertar las primeras citas para que os vayáis conociendo.


Foto: Unsplash

Productos MAM recomendados para ti

MAM Start Organic Garden- Chupete

Extrapequeño para recién nacidos

12,38 €
Sacaleches doble 2 en 1

Para extraer leche materna de forma flexible: en cualquier momento y lugar

249,99 €