Calidad y seguridad MAM

Somos pioneros, líderes y expertos en seguridad desde hace más de 40 años.

Fabricamos productos para bebés de calidad superior extraseguros, funcionales y fáciles de usar en base a más de 40 años de investigación especializada, desarrollo y experiencia. 

Trabajamos en colaboración con expertos médicos

La implicación continua de los expertos clínicos en el desarrollo de productos en MAM beneficia directamente a los niños y garantiza los mejores productos posibles.

Dr. Reinhold Kerbl

Presidente de la Austrian Society of Pediatrics & Adolescent Medicine y director del departamento de niños del hospital estatal Leoben (Austria)

¿De qué están hechos los productos MAM Baby?

Más información sobre el polipropileno

MAM lleva desde 2004 utilizando polipropileno en sus biberones. El PP es rígido, duro y resistente al calor. Muchos utensilios de uso médico y de laboratorio están hechos con PP porque soporta el calor en una autoclave para la esterilización. El PP es resistente a las grasas y a prácticamente todos los disolventes orgánicos. Resiste bien la fatiga y es prácticamente irrompible, inodoro y delicado con la piel. Es adecuado para los alimentos y las aplicaciones farmacéuticas, es fisiológicamente inocuo y biológicamente inerte. 

Más información sobre la silicona

Los productos de cuidado infantil fabricados con siliconas cumplen con los estándares de calidad más exigentes que demandan los profesionales sanitarios y las familias. Son resistentes a las bacterias y fáciles de esterilizar. No reaccionan con otros materiales y no irritan el cuerpo. Los materiales de silicona se pueden usar de manera externa, interna o intravenosa, no generan subproductos no deseados y no desencadenan reacciones alérgicas. Las siliconas pueden simular la consistencia de la piel y ofrecen una comodidad y amortiguación excepcional en las prótesis.
La exclusiva silicona MAM SkinSoftTM es mejor que la silicona estándar. Desarrollamos esta silicona exclusiva para las tetinas de nuestros chupetes y biberones en colaboración con expertos en investigación, desarrollo y medicina. Es más suave que otros tipos de siliconas y perfecta para los bebés, porque les parece la suave piel de mamá. Gracias a su superficie antideslizante, el chupete permanece fácilmente en la boca del bebé. A los bebés les encanta: el 94 % aceptan la tetina MAM con superficie de silicona SkinSoftTM (*estudio de mercado realizado entre 2009 y 2017 con 1508 bebés).

Más información sobre el borosilicato

Los biberones de cristal son una alternativa a los de polipropileno (plástico) con los que MAM ofrece a los padres la oportunidad de elegir. Los biberones de bebé tienen que soportar altas temperaturas para esterilizarse, por ejemplo, y grandes cambios de temperatura cuando se sacan de la nevera para calentarlos. Por eso, el cristal que utiliza MAM en sus biberones es el borosilicato. Se ha demostrado que resiste a los cambios de temperatura a diferencia del cristal estándar. MAM también utiliza este material por sus ventajas en cuando a estructura y seguridad para los alimentos. No absorbe ni libera olores, sabores o colores. Es resistente al choque térmico, a los arañazos y a los resquebrajamientos o roturas repentinas.

Más información sobre el caucho natural, también llamado látex

¿Sabías que muchos de nuestros chupetes también están disponibles con tetina de caucho natural? En cuanto a seguridad y calidad, el látex es actualmente la única alternativa natural a la silicona que recomendamos.

El caucho natural, también llamado látex, se obtiene a partir de la leche de látex del árbol de caucho (hevea). MAM utiliza caucho natural recién extraído de Tailandia, donde se procesa directamente. La producción local permite procesar rápidamente la leche de caucho recién extraída, con lo que se eliminan las largas rutas de transporte y la pérdida de calidad correspondiente. Gracias a un proceso de producción especial llamado “lixiviación”, el caucho natural es especialmente poco alérgico.

En comparación con la silicona, el látex o caucho natural resiste mejor los mordiscos y es más suave, su color es más oscuro y tiene un ligero olor y sabor a caucho. Puesto que ofrecemos productos fabricados con ambos materiales, los papás pueden elegir según sus preferencias o los gustos del bebé. Independientemente de cuál elijan, pueden estar seguros de que ambos materiales son totalmente seguros y cumplen con los estándares más exigentes en materia de salud e higiene.

¿De qué NO están hechos los productos MAM Baby?

La seguridad es de suma importancia para MAM. Por eso decimos “no” a: 

Bisfenol A (BPA): 

se trata de una sustancia química que se utiliza en la producción de PC y ha recibido muchas críticas, ya que puede dañar el sistema endocrino y otras funciones corporales. Por eso todos los chupetes, biberones y productos MAM están libres de BPA. 

Bisfenol S (BPS): 

todavía no se han demostrado científicamente los posibles riesgos para la salud de este material, pero se están investigando. MAM nunca ha utilizado BPS intencionadamente.

PVC/compuestos de cloro y ftalatos: 

el PVC (cloruro de polivinilo) es un polímero sintético quebradizo que puede contener ftalatos (sustancias utilizadas como plastificantes) para hacerlo más flexible. No utilizamos PVC ni ftalatos, ni siquiera en nuestras películas de embalaje, aunque esto no es un requisito legal. 

Plomo (Pb), cadmio (Cd) u otros metales pesados: 

los productos MAM Baby no contienen metales pesados intencionadamente. Los colores que se utilizan en nuestros productos cuentan con la aprobación internacional para su utilización en aplicaciones alimentarias.

Bioplásticos: 

si los plásticos de base biológica son en última instancia mejores que los plásticos actuales es una gran incógnita rodeada por muchos “síes”. Para nosotros, lo más importante es que la mayoría de bioplásticos disponibles en la actualidad no son suficientemente resistentes a las roturas ni al calor y suelen degradarse al contacto con agua hirviendo. Por eso, MAM ha decidido conscientemente no utilizar bioplásticos hasta que se garanticen las cualidades funcionales y de seguridad que demandamos.

Plásticos reciclados: 

en la actualidad es técnicamente imposible identificar todo lo que se incorpora en el reciclaje. Hasta que no se pueda garantizar lo suficiente la pureza de los materiales reciclado, consideramos que estos materiales no son seguros para nosotros. Por eso, hasta que la situación cambie, MAM no utilizará plásticos ni papel reciclados.  

Nuestros métodos de prueba y gestión de la calidad

Lo bueno no es lo suficientemente bueno. 
No solo cumplimos los estándares más exigentes para los productos de bebés, sino que los superamos. Además, nos hemos implicado en darles forma activamente durante muchas décadas a nivel europeo.

Premio Europeo a la Seguridad de los Productos