Selecciona tu pais

X
Schnuller

Chupetes

Chupetes

Antes de utilizar el chupete por primera vez, y posteriormente a intervalos regulares, hervirlo en agua hasta cinco minutos. Evitar dejar el chupete en la solución de esterilización durante más tiempo del recomendado. En ocasiones puede que penetre agua en la tetina. Esto se debe a que la tetina incluye un sistema de ventilación para que el chupete sea más ortodóncico.

Cuando el bebé cierra la boca para sostener el chupete, el aire dentro de la tetina sale por el sistema de ventilación, haciendo que la tetina se vuelva plana y se adapte a la cavidad oral de cada bebé. Por lo tanto, se trata de un orificio de ventilación necesario para que tu bebé desarrolle adecuadamente la mandíbula y la boca.

Comprobar el chupete antes de cada uso, sobre todo, cuando el bebé ya tiene dientes, y sustituirlo ante el primer indicio de desgaste o rotura. Recomendamos reemplazar el chupete después de uno o dos meses de uso por razones higiénicas y de seguridad del bebé.

No. Todos los chupetes MAM han sido desarrollados junto a médicos y responden a los estándares internacionales de seguridad y a la norma que rige las medidas mínimas para los chupetes. Es imposible que los bebés se atraganten con los chupetes.

En algunos casos no tan frecuentes, el bebé logra introducir el chupete completamente en su boca. Si el chupete se quedara atascado en la boca del bebé, extraerlo con cuidado agarrando el escudo del chupete ya que está diseñado para que los adultos puedan retirarlo de forma fácil y segura.

El látex es un caucho natural de gran resistencia. Es ecológico y mucho más flexible que la silicona. Sin embargo, tras un uso prolongando, el material puede cambiar. Si guardas el látex en una zona caliente de tu casa o lo dejas en contacto directo con la luz solar durante un periodo prolongado, su forma puede cambiar y perder sus propiedades ortondóncicas. Además, al tratarse de un material natural, el látex puede volverse pegajoso y empezar a tener un aspecto poco higiénico. No ha podido comprobarse científica y fehacientemente hasta la fecha una relación entre las tetinas de látex y las alergias a este material. Si habéis decidido evitar el látex, os recomendamos elegir las tetinas de silicona.

La silicona es un plástico probado de manera intensiva, inofensivo, que no envejece. Aunque cumple con los requisitos establecidos por las normas FDA y EN 1400, este material no es tan resistente a las mordeduras y es menos elástico que el látex. Por lo tanto, te recomendamos que examines bien el chupete antes de cada uso, especialmente si el bebé está en el proceso de dentición y utiliza un chupete de silicona.

MAM ha desarrollado una tetina de silicona innovadora: la tetina SkinSoft™. Esta tetina de silicona patentada tiene una textura suave similar a la del pecho de la madre. Los bebés adoran la tetina suave y de superficie antideslizante MAM, manteniéndola fácilmente en sus bocas.

Sí, porque únicamente los chupetes ortodóncicos respaldan el desarrollo sano de la mandíbula y los dientes del bebé. MAM colabora con expertos médicos avalados por la ICMRS (Asociación Internacional para la Investigación Médica Infantil) para desarrollar y diseñar chupetes innovadores y ortodóncicos que se adapten a las diferentes etapas de desarrollo del bebé.

Todos los chupetes MAM tienen tetinas simétricas: no hay diferencia entre la "parte superior" y la "parte inferior". Así, el chupete puede colocarse en la boca del bebé en cualquier posición, sin influir negativamente sobre el desarrollo de su cavidad oral.

Los chupetes MAM son también seguros para el bebé desde el punto de vista ortodóncico, principalmente por el sistema de ventilación incorporado en la tetina. Cuando el bebé cierra su boca para sostener el chupete, el aire dentro de la tetina sale por el sistema de ventilación, haciendo que la tetina se vuelva plana y se adapte a la cavidad oral de cada bebé.

El escudo del chupete tiene una estructura de cristal que absorbe la luz para posteriormente devolverla. Es decir, se "recarga de forma natural" durante el día, para que el bebé o los adultos puedan encontrarlo fácilmente por la noche.

Sí, por supuesto. Los estándares de seguridad y calidad MAM son muy estrictos. Cada uno de nuestros productos se comprueba exhaustivamente y está homologado como 100% seguro para los bebés.

Depende del tiempo de carga y de la fuente de luz (por ejemplo, la intensidad de la luz natural durante el día). Por lo tanto, no es posible dar una respuesta precisa. No obstante, en condiciones óptimas, el chupete puede brillar hasta 500 minutos.

Los bebés succionan por instinto, nacen con ello. Los chupetes ortodóncicos, siempre que no se utilicen a partir del tercer año de vida, colaboran con un desarrollo sano del bebé. Si el bebé tiene sueño, necesita consuelo o relajarse, el chupete le ayudará a conseguirlo.

Asimismo, puede evitar que lo utilice cuando esté jugando ya que estará distraído y, sobre todo, estará relajado mientras interactúa con sus juguetes. El chupete es recomendado por dentistas pediátricos y otros expertos en medicina, dado que es más fácil desacostumbrarse al chupete que dejar de chuparse el pulgar.

La succión calma y relaja a los bebés, pero cada niña y cada niño son diferentes y tienen necesidades individuales. Los chupetes ortodóncicos MAM colaboran al desarrollo sano de la cavidad oral del bebé. Sin embargo, expertos médicos recomiendan no prolongar el uso del chupete durante más de 6 horas al día, para ayudar así de la mejor manera posible a un desarrollo bucal saludable.

No. Los productos MAM no contienen agentes suavizantes. MAM utiliza exclusivamente materiales que cumplen con las más altas exigencias y estándares de seguridad marcados por las normas FDA y EN 1400. Por lo tanto, los chupetes MAM son absolutamente seguros para los bebés. No contienen BPA, BPS, PVC, ftalato ni plomo.

  • Limitar los lugares en los se puede utilizar el chupete: el bebé podrá utilizarlo solo cuando esté en la cama
  • Deshacerse simbólicamente del chupete: acordar con los niños un premio por dejar el chupete
  • Los libros infantiles y los cuentos apoyan a padres y madres en el momento de dejar el chupete
  • Fortalecer su autoconfianza: ¡Los niños y niñas grandes no necesitan chupetes!

Las nitrosaminas y las sustancias nitrosables son un grupo de sustancias químicas que se encuentran, entre otros, en la panceta frita, la carne ahumada y los productos de goma, como las tetinas de látex. Al succionar el chupete se disuelven pequeñas cantidades de nitrosaminas. El látex, sin embargo, contiene una cantidad de nitrosaminas mucho menor que la carne asada o los cosméticos.

MAM favorece el desarrollo saludable de los bebés: por eso todas nuestras materias primas se someten a estrictas pruebas a fin de garantizar el menor valor tanto de nitrosaminas como de sustancias nitrosables.

Todas las tetinas son sometidas a un proceso de lixiviación o limpieza durante la fabricación. Simplificando, esto supone un método de lavado especial de 48 horas. En este "proceso de lixiviación" se eliminan la mayoría de nitrosaminas y sustancias nitrosables, a la vez que se reduce el riesgo de alergia al látex.

MAM envía regularmente lotes de tetinas, series de producción completas, para su evaluación a un laboratorio independiente.

¡Para aumentar la seguridad, hervir el chupete siempre antes de su primer uso!

La huella de carbono del producto (HCP) hace referencia a las emisiones de CO2 durante toda la vida útil del mismo. Se tienen en cuenta las emisiones de la producción, incluyendo la materia prima, la extracción y el transporte, así como el uso del producto, la limpieza, la esterilización y la eliminación.

Estos son los tres resultados principales que se han identificado: 

1. Todos los chupetes tomados como muestra presentan casi la misma huella de CO2: prácticamente no hay diferencia.
2. El 76% de la huella de CO2 procede de la limpieza y esterilización del chupete.
3. El tipo de esterilización es lo que más negativamente influye sobre la huella de CO2: si se utiliza la caja de transporte y esterilización MAM, es posible ahorrar el 77% de las emisiones de CO2 y disminuir el consumo energético.

Es muy fácil calcular la huella de carbono que genera cada persona. Encontrarás más información y consejos sobre cómo reducir la huella en:

uba.co2-rechner.de/de_DE/

cotap.org/reduce-carbon-footprint/

MAM Clip

Sí. Los diseñadores de MAM han desarrollado unos chupeteros conformes a todos los estándares, presentando además una forma moderna.

El largo de la cinta para MAM Clips es insuficiente por lo que evita que pueda enredarse alrededor del cuello del bebé. ¡Por eso es imprescindible NO prolongar la cinta ni fijarla a piezas sueltas u otras cintas! ¡Comprobar que la cinta no presente daños antes de ser utilizada y fijarla correctamente!

Este chupetero puede utilizarse también con otros chupetes. Aunque la innovadora anilla de silicona del MAM Clip ha sido diseñada para ajustarse a la perfección a los escudos de todos los chupetes MAM, los MAM Clips se adaptan perfectamente a los chupetes con anilla.

Asegurarse de soltar la anilla de silicona y el clip de plástico de la cinta, ya que pierden su forma al entrar en contacto con agua hirviendo y esterilizadores. Una vez retiradas estas piezas, se puede introducir la cinta en la lavadora, o lavarla a mano. El clip de plástico y la anilla de silicona pueden lavarse a mano con agua y jabón.

Sí. Al igual que toda nuestra línea de productos, cumple todas las normas. La cinta textil cumple con las disposiciones internacionales y los estándares del ÖKO-Tex que rigen los productos textiles inofensivos, respetando además las condiciones exigidas por la ordenanza alemana de objetos de uso, respecto a la utilización de colorante azoico.

Gracias a que se puede ajustar su longitud, este chupetero es aún más versátil. El MAM Clip It! puede fijarse a todo tipo de chupetes, así como a juguetes y mordedores. Además, como tiene una longitud ajustable, puede adaptarse a todo tipo de situaciones. Por ejemplo, si el bebé está gateando, es posible acortar el chupetero para evitar que lo arrastre por el suelo. Alternativamente, si el bebé está tumbado o sentado, puede alargarse la longitud del chupetero para que pueda acceder fácilmente al chupete en cualquier posición.

MAM Pod

El MAM Pod puede lavarse con agua y jabón. De ser necesario puede utilizarse el lado blando de una esponja. Posteriormente enjuagar bien y secar. ¡El moderno accesorio estará listo para su uso!

X