Una embarazada está en la playa y abraza su barriguita.

SEMANAS DE EMBARAZO 

La 34.ª semana de embarazo

Prácticamente preparado para el mundo


Genial, a partir de ahora solo hace falta rematar algunos detalles. Si tu bebé nace ahora, tendría excelentes posibilidades de supervivencia y existiría solo un riesgo reducido de mermas permanentes. A continuación te explicamos por qué no deberías brindar con un vaso de champán a pesar de ello, qué detalles le faltan todavía a tu tesoro y unos cuantos hechos emocionantes más en relación con la 34.ª semana de embarazo.

¿Qué pasa en el vientre durante la 34.ª semana de embarazo?

El feto tiene una longitud de aproximadamente 44 cm (céfalo-caudal) y pesa unos 2200 gramos.

El desarrollo del bebé ha terminado en su mayor parte. Incluso ya tiene uñas con las que se podría rasgar. No obstante, estas son muy blandas (y no deberían cortarse inmediatamente después del parto para no lesionar la sensible cutícula). Durante las últimas semanas sigue cogiendo peso y los huesos se hacen más fuertes.

Tu bebé ahora tiene aproximadamente el tamaño de una piña con las hojas.

Tu bebé ahora tiene aproximadamente el tamaño de una piña con las hojas.

El desarrollo de los pulmones todavía no ha terminado de todo y continúa hasta la 36.ª semana. Por tanto, tu tesoro todavía sería un parto prematuro pero con posibilidades excelentes de sobrevivir.

¿Cómo te encuentras en la 34.ª semana de embarazo?

El aumento de peso de tu tesoro implica que necesitas más energía. Tú ayudas a la formación ósea con una suficiente absorción de calcio, como hemos descrito en detalle en la 30.ª semana de embarazo.

No obstante, es posible que no puedas comer mucho debido a la barriguita, porque muchas embarazadas padecen ardor hacia el final del embarazo. En vez de pocas comidas abundantes, se recomiendan varios tentempiés pequeños.

Si sufres de ardor, además deberías renunciar a:

  • Dulces
  • Comidas grasas
  • Comidas muy condimentadas

Por cierto, el yogur te permite matar dos moscas con un tiro: es un buen proveedor de calcio y al mismo tiempo puede mitigar el ardor.

Igual que hasta ahora, el consumo de alcohol no es recomendable. Aunque el desarrollo de tu bebé haya avanzado mucho, el alcohol repercute sobre el cerebro, los órganos y varios de los sistemas del bebé. Como no existe una cantidad "no crítica" de alcohol, lo mejor es renunciar directamente hasta el final. El alcohol siempre es una sustancia tóxica para el cuerpo.

Los movimientos del bebé ahora también son visibles desde fuera, lo que supone un momento bonito para que tu pareja refuerce el vínculo con el bebé. También podéis intentar "jugar" con el pequeñín. Apretad con mucho cuidado la barriguita para ver si se produce alguna reacción.

La lista de las molestias de embarazo de las últimas semanas sigue prácticamente igual:

  • Ardor
  • Estreñimiento
  • Hemorroides
  • Fatiga
  • Dolor de espalda
  • Dolor de pelvis
  • Convulsiones tipo menstruación (convulsiones)
  • Retenciones de agua

También el síndrome del túnel carpiano puede aparecer ahora con más frecuencia o intensidad.

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

El túnel carpiano en el sentido de la palabra es un "pequeño tubo" por el que pasan los tendones y nervios desde el antebrazo hasta la mano. Debido, p. ej., a retenciones de agua puede producirse presión sobre esta vaina del tendón (el túnel carpiano) y provocar que se produzca un hormigueo en las manos, que se queden "dormidas" o incluso que duelan.

¿Qué ayuda contra los dolores en caso del síndrome del túnel carpiano durante el embarazo?

Completamente sin medicamentos, lo primero que puedes hacer es dejar la mano completamente tranquila. También una tablilla puede ser de ayuda. Lo mejor es que tu médico te enseñe su aplicación. En el día a día debes evitar estirar y alargar las muñecas, así como actividades que transmitan vibraciones, como cortar el césped o sujetar una batidora. Algunos ejercicios de estiramiento suaves y el yoga pueden aliviar las molestias; no obstante, lamentablemente no existen pruebas científicas ni garantías.

Examen ginecológico en torno a la 34.ª semana de embarazo

Si tienes un examen con el ginecólogo o la ginecóloga, es posible que se haga un frotis para comprobar tu vagina con respecto a bacterias y hongos. Estos pueden tratarse todavía antes del parto para que no supongan ningún peligro para tu hijo/a. Sobre todo los estreptococos B son una fuente de peligro, ya que en el peor de los casos pueden provocar neumonía, meningitis y septicemia en los recién nacidos. Las infecciones además pueden provocar contracciones anticipadas.

Otro aspecto importante en relación con la preocupación por contracciones anticipadas: aunque el sexo con barriguita puede ser un poco más laborioso, por lo general no provoca contracciones si el bebé todavía no está preparado para el parto. Por lo demás, tampoco perjudica al bebé. Es cierto que el esperma contiene prostaglandinas que se utilizan para la estimulación de las contracciones mediante medicamentos.6 No obstante, la concentración contenida en el esperma es muy pequeña, por lo que científicamente no queda demostrado si (a lo mejor en interacción con la oxitocina que se libera durante el orgasmo) realmente puede iniciar el parto.

Por tanto, la buena noticia al final es que actualmente no existe ningún motivo por el que haya que renunciar a la intimidad y al tiempo en pareja.


Foto: Unsplash

Productos MAM recomendados para ti

MAM Original Space Love - Chupete

Para los pequeños que marcan tendencia

12,38 €
Sacaleches 2 en 1

Uso eléctrico y manual para una máxima flexibilidad

169,99 €
Bite & Brush - Mordedor

Para la limpieza de los dientes

11,05 €