Calidad y seguridad de MAM

Hemos sido pioneros, líderes y expertos en seguridad durante más de 40 años.

Gracias a más de 40 años de investigación, desarrollo y experiencia, fabricamos productos para bebés de calidad premium que son muy seguros, funcionales y fáciles de usar. 

Nuestro trabajo con expertos médicos

El hecho de que los expertos clínicos estén involucrados constantemente en el desarrollo de los productos MAM beneficia directamente a los niños y garantiza que lancemos los mejores productos posibles.

Dr. Reinhold Kerbl

Presidente de la Sociedad Austriaca para Medicina Infantil y Juvenil, director del Departamento de Infancia y Adolescencia del Hospital LKH Leoben (Austria)

¿De qué están fabricados los productos MAM Baby?

Más información sobre el polipropileno

MAM ha estado usando polipropileno (PP) para sus biberones desde 2004. El PP es rígido, robusto y resistente al calor. Muchos artículos de uso médico y de laboratorio están hechos de PP, pues puede resistir el calor en un autoclave para su esterilización. El PP es resistente a grasas y a casi todos los disolventes orgánicos. Tiene buena resistencia a la fatiga y es prácticamente irrompible, sin olor y cuidadoso con la piel. Es adecuado para aplicaciones alimentarias y farmacéuticas, además de ser fisiológicamente seguro y biológicamente inerte. 

Más información sobre la silicona

Los productos de cuidado de bebés fabricados con siliconas satisfacen los más altos estándares de calidad solicitados por profesionales sanitarios y familias, puesto que son resistentes a bacterias y fáciles de esterilizar. No reaccionan con otros materiales y no irritan el cuerpo. Ya se usen de forma externa, interna o intravenosa, los materiales de silicona no generan subproductos no deseados ni causan reacciones alérgicas. Las siliconas pueden aproximarse de cerca a la consistencia de la piel y ofrecen un acolchado y un confort excepcionales en prótesis. 

La exclusiva silicona MAM SkinSoftTM es superior a la silicona estándar. Desarrollamos esta silicona exclusiva para nuestras tetinas de biberones y chupetes en colaboración con expertos de investigación, desarrollo y medicina. Es más suave que otros tipos de silicona y perfecta para bebés, pues se siente como la piel suave de la madre. Gracias a su superficie antideslizamiento, el chupete permanece fácilmente en la boca del bebé, y a ellos les encanta: el 94 % aceptan la tetina MAM con su superficie de silicona SkinSoftTM (investigación de mercado 2009-2017, probada con 1508 bebés).

Más información sobre el borosilicato

Con biberones de cristal como alternativa a los biberones de polipropileno (plástico), MAM ofrece a los padres la oportunidad de elegir. Puesto que los biberones deben resistir altas temperaturas, como esterilización y fuertes fluctuaciones de temperatura, por ejemplo, al pasar el biberón de la nevera a un proceso de calentamiento, el cristal que utiliza MAM para los biberones es borosilicato. Se ha probado que resiste las variaciones de temperatura, a diferencia del cristal estándar. MAM también elige este material por sus ventajas estructurales y de seguridad alimentaria. No absorbe ni libera olores, sabores ni colores; es resistente a fuertes cambios de temperatura y no se raya ni se rompe de repente.

Más información sobre el caucho natural (látex)

¿Sabes que muchos de nuestros chupetes también están disponibles con tetina de caucho natural? En términos de seguridad y calidad, el látex es actualmente la única alternativa natural a la silicona que podemos recomendar.

El caucho natural, también llamado látex, se obtiene de la leche de látex del árbol de caucho (árbol hevea). MAM utiliza caucho natural y fresco de Tailandia, donde se procesa directamente. La producción local permite procesar rápidamente la leche de caucho fresca, eliminando las rutas de transporte largas y la pérdida de calidad asociada. Gracias a su proceso de producción especial, conocido como lixiviación, el caucho natural tiene un potencial alérgico especialmente bajo.

En comparación con la silicona, el látex o caucho natural es más resistente a la mordida y más suave, más oscuro y tiene un ligero olor y sabor a caucho. Puesto que ofrecemos productos fabricados con ambos materiales, los padres pueden elegir en función de sus propias preferencias o las de su bebé. En cualquier caso, pueden estar seguros de que ambos materiales son completamente seguros y cumplen con los estándares más altos de salud e higiene.

¿De qué NO están fabricados los productos MAM Baby?

La seguridad es la prioridad principal de MAM. Por eso con frecuencia rechazamos los siguientes materiales: 

Bisfenol A (BPA): 

Se trata de una sustancia química utilizada en la producción de policarbonatos que ha sido muy criticada por la posibilidad de que puedan dañar el sistema endocrino y otras funciones corporales. Por eso, todos los chupetes y biberones MAM, además de otros productos MAM, no contienen BPA. 

Bisfenol S (BPS): 

Los posibles riesgos para la salud todavía no se han probado científicamente, pero están bajo investigación. MAM nunca ha utilizado BPS de forma intencionada.

Compuestos clorados/PVC y ftalatos: 

El PVC (cloruro de polivinilo) es un polímero sintético y quebradizo que puede contener ftalatos (sustancias usadas como plastificantes) para hacerlo más flexible. No usamos PVC ni ftalatos, incluso en nuestros embalajes, aunque no es un requisito legal. 

Plomo (Pb), cadmio (Cd) u otros metales pesados: 

Los productos MAM Baby no contienen metales pesados añadidos de forma intencionada. Los colores usados en nuestros productos están homologados internacionalmente para su uso en aplicaciones alimentarias.

Bioplásticos: 

Si los bioplásticos son mejores que los plásticos que se utilizan actualmente es una gran cuestión rodeada de muchos interrogantes. Lo que más nos importa es que la mayoría de los bioplásticos actuales no son lo suficientemente robustos ni resistentes al calor, y suelen degradarse en agua hirviendo. Por estos motivos, MAM ha tomado la decisión consciente de no usar bioplásticos hasta que se garanticen las cualidades funcionales y de seguridad que pedimos.

Plásticos reciclados: 

En la actualidad, técnicamente no es posible identificar todo lo que se incorpora en los reciclados. Puesto que la pureza de los materiales reciclados disponibles no puede garantizarse lo suficiente, consideramos estos materiales como inseguros. Por eso, hasta que esta situación cambie, MAM no utiliza plásticos ni papel reciclado.  

Nuestros métodos de comprobación y gestión de calidad

No es suficiente con ser correctos. 
No solo cumplimos los estándares más altos para productos de bebés, los superamos. Además, nos hemos involucrado de forma activa para dar forma a estos estándares a nivel europeo durante décadas.

Premio Europeo a la Seguridad de los Productos