Selecciona tu pais

X
SMSL (síndrome de muerte súbita del lactante)SMSL (síndrome de muerte súbita del lactante)

SMSL (síndrome de muerte súbita del lactante)

Las investigaciones llevadas a cabo en todo el mundo sobre el SMSL, proporcionan constantemente nuevos conocimientos científicos. Durante los últimos años, tan solo han ido cambiando las recomendaciones posturales para dormir. Los últimos estudios científicos aportan las siguientes medidas, cuyo estricto cumplimiento contribuye a la reducción al mínimo del riesgo de su hijo. 

  • Los niños deben colocarse boca arriba para dormir. Dormir boca abajo y de lateral aumenta el riesgo de SMLS. Los niños deben dormir en sacos apropiados y adecuados a su tamaño. No utilizar mantas ya que estas pueden tapar la cara.
  • Utilizar un colchón duro que permita el paso del aire y se encuentre en buen estado. No colocar fundas de plástico entre la tela de lino y el colchón.
  • Los niños deben dormir en el dormitorio de los padres pero en su propia cuna con somier propio. No colocar las cunas delante de radiadores ni ventanas.
  • No dejar en la cuna mantas de piel de cordero, nidos, reposacabezas ni peluches.
  • La temperatura ambiente del dormitorio debe estar entre 18 y 20 grados centígrados.
  • La ropa del bebé debe estar adaptada a la temperatura ambiente. Padres y madres tienen tendencia a abrigar en exceso a los niños. Si se utiliza un saco de dormir, se recomienda que el bebé vista exclusivamente un body o un pijama fino. Cuanto mayor sea la temperatura ambiente, menos ropa deberá llevar el bebé.
  • No se deben dejar los bebés solos. El estrés provocado por encontrarse solo, la intranquilidad y las cargas mentales son factores de riesgo para el síndrome de muerte súbita del lactante.
  • A ser posible, se debe dar pecho a los bebés durante sus primeros meses de vida. Si no se le da pecho, es imprescindible adecuar la alimentación a su edad y que el bebé tenga suficiente contacto físico.
  • Durante el embarazo debe evitarse fumar a toda costa en el entorno vital del bebé. Cada cigarrillo que la madre y su hijo consuman de menos, tanto por vía activa como por pasiva, reduce el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante. Los recién nacidos expuestos a la nicotina durante el embarazo, a menudo nacen prematuros y con bajo peso.
  • Una vez tomada la decisión de utilizar chupetes, el bebé debe tenerlo cada vez que se duerma durante el primer año de vida. Los chupetes no deben utilizarse antes de que el bebé se haya acostumbrado a tomar el pecho. No obstante, hay bebés a los que no les gustan los chupetes. Es entonces cuando se deben cumplir especialmente el resto de medidas de precaución.


Acudir periódicamente a los análisis indicados en la cartilla médica.

X