Una mujer embarazada sentada en la cama, con las manos sobre el vientre y sonriendo

Semanas de Embarazo

La semana 29 de embarazo

¿Contracciones falsas o verdaderas?


Todavía queda tiempo hasta el momento del parto, pero en la semana 29 del embarazo ya se pueden notar contracciones. Muchas mujeres embarazadas se sienten inseguras cuando se les endurece el estómago. En este artículo te explicamos cómo puedes diferenciar distintos tipos de contracciones y lo que le está pasando a tu bebé en este momento.

¿Qué pasa en el vientre en la semana 29 de embarazo?

El feto mide aproximadamente 38 cm (de la coronilla a los talones) y pesa unos 1300 gramos.

La relación entre la cabeza y el cuerpo ya es bastante “correcta” para un bebé, pero todavía faltan detalles.

Los pulmones y el cerebro crecerán bastante a lo largo de las siguientes semanas.

El bebé tiene ahora el tamaño de una calabaza.

El bebé tiene ahora el tamaño de una calabaza

El sistema inmunitario debe madurar. En este momento su tesoro está protegido por la placenta, la cual “filtra” varios patógenos (pero no todos). El bebé también recibe importantes anticuerpos de tu cuerpo a través de la placenta. Poco a poco la “protección del nido” se construye de esta manera: tus anticuerpos contra las enfermedades (inmunoglobulinas) ayudan a tu tesoro a defenderse de los gérmenes en los primeros 4 meses después del nacimiento. Después, el sistema inmunitario del bebé madura completamente.

Por cierto, la lactancia también ayuda al sistema inmunitario en su desarrollo posterior.

¿Cómo estás en la semana 29 de embarazo?

El vientre puede endurecerse más a menudo. Con estas contracciones falsas, tu cuerpo ensaya para las de verdad. Probablemente ya has oído hablar de las contracciones.

Pero, ¿cuál es la diferencia entre las contracciones falsas y las verdaderas?

En cualquier caso, tienen una cosa en común: no abren el cuello del útero. Eso solo lo hacen las contracciones “verdaderas”.

Contracciones falsas

  • Entrenan los músculos del útero
  • Aseguran una mejor circulación de la sangre en la placenta
  • Aseguran una mejor circulación de la sangre para el bebé
  • Pueden ocurrir regularmente, pero por lo general en intervalos más largos
  • Tienden a ser débiles al principio del embarazo, pero pueden volverse más intensas más tarde (contracciones de Braxton Hicks)
  • Pueden ser parecidas a los dolores menstruales
  • Con el calor y la relajación suelen desaparecer

Contracciones verdaderas

  • Ocurren más tarde en el embarazo (pero alrededor de la semana 36)
  • A veces vienen solo en el parto y no se pueden distinguir de los dolores del parto
  • Empujan al bebé más profundamente en la pelvis
  • A veces se perciben como un tirón en la espalda o en el vientre, rara vez son realmente dolorosas
  • Pueden cambiar la forma de el vientre a medida que el niño se mueve hacia abajo
  • El calor y relajación alivian las contracciones verdaderas

Los dolores del parto vienen muy regularmente y en intervalos cada vez más cortos. También duran cada vez más tiempo (hasta 60 segundos). Las contracciones pueden ser muy fuertes y no desaparecen cuando se aplica calor o al relajarse. Si no estás segura, no dudes en ponerte en contacto con tu médico o médica, especialmente en caso de hemorragia.

De todos modos, tu pequeño debería quedarse en su acogedora y cálida casa por un tiempo más. Eso también te da tiempo para que consigas todo lo necesario para el bebé. Renovar, comprar muebles, colocar, reorganizar, decorar o amueblar habitaciones se va a volver cada vez más agotador a medida que crece el vientre. Así que ahora es un buen momento para ocuparse de las cosas grandes como la cuna, las cajas, el cambiador, etc. Ten cuidado de no levantar o empujar objetos pesados por tu cuenta.

Dependiendo del país, también hay diferencias en las costumbres relativas a las visitas a las salas de parto y a la inscripción de los nacimientos. Si tienes la oportunidad de visitar diferentes clínicas de maternidad, es una gran ventaja: no solo puedes elegir el lugar que más te guste, sino que también puedes conocerlo un poco mejor. Esto alivia a muchas mujeres del nerviosismo que sufren antes del nacimiento. Un importante requisito para una experiencia de parto agradable y sin complicaciones.


Foto: Shutterstock

También podría interesarte:

La semana 28 de embarazo

Preparación para la lactancia

La semana 30 de embarazo

La alimentación en el tercer trimestre del embarazo

El tercer trimestre: le damos la bienvenida a una nueva vida

con el Dr. Tony (Tao) Duan, experto de MAM 

Productos MAM recomendados para ustedv

MAM Start Organic Garden- Chupete

Extrapequeño para recién nacidos

MAM Original Love Mummy - Chupete

Para los pequeños que marcan tendencia

Recipiente de almacenamiento de leche materna

Para leche materna y alimentos para bebés