Vista lateral: una mujer embarazada debajo de un árbol sosteniendo una flor en las manos

Semanas de Embarazo

La semana 26 de embarazo

¿Qué posibilidades tiene un bebé prematuro?


Bienvenida al tercer trimestre... ¿o no? Calcular el embarazo es bastante complicado. Después de todo, un embarazo no dura 9 sino 10 meses y en cada trimestre se obtienen datos distintos. A veces, se empieza a considerar el tercer trimestre a partir de la semana 28, mientras que en otros casos ya se considera en la semana 25 o 26. Acordemos una cosa: estás en la semana 26 de embarazo, así que diviértete con la información que te proporcionamos al respecto.

¿Qué pasa en el vientre en la semana 26 de embarazo?

El feto mide aproximadamente 32-37 cm (de la coronilla a los talones) y pesa unos 800 gramos. Los pies miden unos 5 cm.

Poco a poco, el espacio del útero se estrecha. El feto choca a menudo contra la pared del útero durante sus ejercicios de torsión y estiramiento. Es un buen ejercicio, porque le enseña a controlar los movimientos y a percibir mejor su cuerpo.

El bebé tiene ahora el tamaño de una col morada.

El bebé tiene ahora el tamaño de una col morada.

Si hay demasiada luz o demasiado ruido, el bebé reacciona: se asusta, da patadas, se da la vuelta o parpadea. Aparte de los ejercicios de movimiento habituales como agarrar, succionar y “respirar” (los pulmones absorben el líquido amniótico y el tórax se mueve), los órganos empiezan a madurar completamente. Los pulmones son los que más tiempo tardan. Cada semana se crean muchos alvéolos y vasos sanguíneos nuevos, pero el desarrollo se completa poco antes del parto.

Por lo tanto, los pulmones o la respiración son siempre un problema importante en los bebés prematuros. Gracias a las oportunidades médicas que tenemos hoy en día, las posibilidades de supervivencia en la semana 26 son, al menos teóricamente, bastante buenas (cuanto mayor es el peso al nacer, mejor).

¿Qué posibilidades tiene en estos momentos un bebé prematuro?

Las posibilidades de supervivencia de los bebés prematuros dependen mucho de la semana de nacimiento y del peso que tienen al nacer. Los embarazos sencillos suelen ser menos críticos. Los partos anteriores a la semana 25 de embarazo y los bebés que tienen un peso muy bajo al nacer por lo general se consideran particularmente problemáticos. Vivir fuera del útero es mortal para los bebés, dado que los pulmones aún no son completamente funcionales. El mayor riesgo de enfermedad en los bebés muy prematuros son los trastornos neurológicos y el deterioro del rendimiento cerebral.

La buena noticia es que a partir de la semana 28 de embarazo las posibilidades de supervivencia son superiores al 90 %. Todavía tienes que convencer a tu bebé de que se quede en casa durante un tiempo y evitar los riesgos. Entre ellos, el estrés, el alcohol y la nicotina. Por otro lado, las infecciones vaginales bacterianas también pueden causar nacimientos prematuros. Si quieres estar absolutamente segura, evita los baños y piscinas públicas durante algunas semanas más..

¿Cómo estás en la semana 26 de embarazo?

El útero en crecimiento ejerce una presión cada vez mayor sobre la vejiga: por eso, no es raro que tengas que ir al baño más a menudo.

Los dolores de espalda también pueden hacerse más intensos, ya que las mujeres embarazadas tienen un centro de gravedad diferente con una circunferencia cada vez mayor y se apoyan sobre la pelvis. La columna vertebral y la región lumbar de las mujeres son más elásticas y más robustas que las de los hombres para poder soportar esta carga (más o menos) sin dolor ni daños permanentes.

Para aliviar la espalda por la noche, puede ser útil acostarse en posición lateral con un cojín entre las rodillas. Por ejemplo, puedes conseguir una almohada de lactancia y usarla como apoyo cuando duermas, así no tendrás que comprar cosas innecesarias, porque la almohada de lactancia te será útil más tarde cuando llegue el bebé.

Puede ser que acostarse boca arriba te resulte incómodo e incluso te cause problemas de circulación. El peso del útero o del bebé presiona una importante vena cuando está en posición supina: la vena cava. Se encarga de transportar la sangre desde la parte inferior del cuerpo hacia la parte superior. Si se pellizca, puede provocar problemas con la presión sanguínea, mareos o palpitaciones (también llamado síndrome de compresión de la vena cava).

Lo dicho: coge una almohada de lactancia o lateral y acurrúcate cómodamente para dormir con el vientre de embarazo.


Foto: Unsplash

También podría interesarte:

La semana 25 de  embarazo

Empieza el séptimo mes de embarazo

La semana 27 de embarazo

Las primeras compras para el bebé

Productos MAM recomendados para ustedv

MAM Start Organic Garden- Chupete

Extrapequeño para recién nacidos

Feel Good 260ml - Biberón de cristal

Biberón de cristal de calidad superior

MAM Perfect Start Fairytale - Pacifier

Ideal for newborns and particularly tooth-friendly

Sacaleches manual

Para una extracción suave, rápida y cómoda